8 sept. 2015

A luz de Lisboa


Lisboa es un bello equilibrio entre el pasado y el presente. Una ciudad unas veces antigua y otras veces moderna. Perderse por sus ruasentre lúgubres y mágicas, sin rumbo fijo, a la deriva. Dejarse llevar por sus adoquinadas calles, con su aspecto entre decadente y romántico, fotografiar azulejos y mirar a todos lados. Quedar atrapado por sus fachadas  y pórticos tocados por el tiempo. Fijar la vista en sus escaparates, llenos de dulces tradicionales. Entrar a tomar algo en lugares centenarios y descubrir que son los más auténticos. Ir un poco más allá, explorar sus alrededores y darse cuenta que, sin lugar a dudas, tiene una luz especial.


Lisboa, 1 al 5 de septiembre de 2015 


3 comentarios:

  1. Qué fotos más bonitas Laura y qué ganas tengo de ir a descubrir esta maravillosa ciudad! En septiembre del año pasado estuvimos en Porto y nos gustó tanto, taaaaanto. Sus azulejos, sus puertas de madera envejecida de colores, sus comercios antiguos, sus adoquines... Un besazo!

    ResponderEliminar