19 abr. 2014

Viajar sin ir muy lejos

Hacía mucho que tenía ganas de naturaleza. Después de la experiencia de vivir en lo alto de un árbol por unas horas, necesitaba volver a respirar aire fresco. A veces para viajar no hace falta coger un avión. Emprender un día de excursión para descubrir rincones del lugar donde vives puede ser incluso mejor. 

Preparando este día de conexión en la naturaleza, buscamos rutas a pie cercanas y de pura casualidad, descubrimos La Foradada. Quienes habían estado allí, describían el lugar como un pequeño paraíso en la montaña, un rincón digno de postal. Así que decidimos ir a descubrir ese lugar, una roca agujereada por la erosión con una delicada cascada y por donde entra la luz del sol desde el otro lado.


Para llegar hasta allí, debíamos seguir una ruta en bajada de unos pocos kilómetros. Lo más mágico de llegar al lugar fue que los árboles nos habían escondido lo mejor hasta el final. Sólo cuando llegamos abajo, junto al agua, pudimos contemplar esa escena de postal al completo. Ya de vuelta por el mismo recorrido, aproveché para hacer algunas fotos a las flores y pequeños detalles que iba encontrando por el camino. Era otra de las cosas que más me apetecían de hacer una excursión a la montaña.


Comimos en un pequeño restaurante de la zona (Can Puntí), paseamos por los alrededores del pueblo (Cantonigròs, Osona) para bajar la comida y volvimos a coger el coche para dirigirnos a otro pueblo cercano, Tavertet. Un lugar precioso con vistas increíbles de los pantanos de Sau y Susqueda, así como de las montañas del Montseny a lo lejos y un paiseaje verde lleno de bosques mediterráneos.


Sentir la primavera en el lugar donde vives, pero descubriendo zonas que aún no conocías. Comer en plena naturaleza, disfrutar de largos paseos al lado de las personas que más quieres, de la luz del sol y de respirar aire fresco. Desconectar del móvil y no parar de hacer fotos en todo momento.

No, para viajar no hacen falta grandes cosas ni tampoco irse muy lejos.


3 comentarios:

  1. Tomo nota para la próxima excursión.¡Es precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Espero que disfrutes muchísimo, son unas vistas preciosas que te llenan de energía para una semana entera! :)

      Eliminar
  2. Mi mejor amigo es de Cantoni! ( y uno de "Los Manolos" también! jajajaja)
    Gran excursión, me gusta cuando hay fuerzas para quitarse la pereza y escaparse en plan Marco Polo descubrir paisajes preciosos.
    Gracias por las fotos!
    Besotes gordos.
    Lou

    ResponderEliminar