10 mar. 2015

A forest of nostalgia


"El otoño llega de repente y deja paso al inverno antes de que podamos darnos cuenta. Andamos rápido y, con las prisas, parece que el tiempo se nos escape entre las manos. Es hora de salir por esa puerta, sentir el frío calar en los pies y la cara seca por el viento. Bailar bajo la lluvia, escapar a la montaña y respirar aire fresco. Esperar la llegada del buen tiempo, que el sol caliente nuestras mejillas y todo florezca, sentir que algo nuevo que comienza"

Me he despertado pronto y casi sin despertador, madrugando como cuando uno sabe que algo bueno le espera al salir de la cama. Y es que, sentada frente al ordenador, tecleando con las manos frías, y muchos nervios también, hoy puedo mostrar el resultado de varios meses de trabajo. Los 'estantes' de la tienda online vuelven a estar llenos después de muchos meses, esta vez con una remesa de productos con nuevos aires. Dando forma a una pequeña "primera colección", fruto de grandes cambios, algunos visibles y otros no tanto, que sentía muy necesarios y que espero que os gusten tanto como a mí.


Cada producto lleva detrás días de reflexión, aprendizajes, errores, mucho esfuerzo y también algo de "nostalgia". Nostalgia por lo que ya no está, por los cambios, por volver a los inicios, recuperar lo que me movió a empezar y usar técnicas de toda la vida para crear algo actual. Dejando atrás un año agridulce y a su vez, emocionándome por tener la oportunidad de romper con todo lo que no me llenaba y seguir tratando de mejorar. Bajo el nombre A forest of nostalgia, cada pieza está fabricada a mano, una a una, con mimo y delicadeza, usando los mejores materiales posibles, con calma y sin prisas. Así fue como, la idea de crear una pequeña línea de piezas sencillas, únicas y a su vez, funcionales, tomó forma.


Todo comenzó por casualidad y sin saber cómo, me encontré aprendiendo a coser y a bordar algún punto sencillo, y pintando como hacía mucho tiempo que no lo hacía. Al mismo tiempo, fue desapareciendo una especie de 'regla autoimpuesta' que me hacía pensar que todo tenía que estar pintado a mano para convertirse en un producto que vender (algo que me había frenado hasta ahora). En definitiva, fue un proceso realizado a partir de las ganas de volver a saborear cada paso del proceso artesanal, de querer confiar en los comercios y proveedores locales tanto como pudiese y de disfrutar confeccionando, entre pinceladas y puntadas, cada pequeño detalle con mis manos hasta llegar al producto final.

Ésta es una nueva aventura dentro de un proyecto que crece siempre a fuego lento y que no deja de evolucionarOjalá podáis disfrutar de todo ello tanto como lo he hecho yo durante el proceso, de principio a fin, como nunca antes. Y para empezar aún mejor esta nueva etapa, os cuento que estreno web. Un espacio al que he ido dando forma durante meses, de forma autodidacta y con la intención de que se convierta en el lugar donde seguir compartiendo, de forma más ordenada y bonita, las aventuras que estén por venir en este proyecto. En los próximos días iré haciendo los últimos retoques, pero ya podéis ver éstas y muchas más fotografías en la recién estrenada web y en la tienda online.


Muchas, muchas gracias por seguir acompañándome una vez más.



Fotografías: Ohlali | Handmade // Modelo: Vicky R.

Localización: La Fageda d'en Jordà (Olot, Cataluña).

Agradecimientos a mi família por hacerlo posible.




1 comentario: