10 oct. 2014

Kinfolk: "Saltwater Issue"

Del mar, la subida de las temperaturas y nuestro deseo, casi impulsivo, por sumergirnos en el océano cuando llega el verano. De andar por la orilla con arena entre los dedos y el agua salada refrescándonos con olas que de vez en cuando nos mojan hasta las rodillas. De disfrutar de la calma de un paseo cerca de la costa, del placer de compartir alrededor de la mesa un plato cocinado con calma, y palabras, sonrisas e historias. De todo ésto nos habla "Saltwater Issue", el volumen 12 de la revista Kinfolk Magazine.


Hace tiempo que sigo este proyecto en formato digital y es que hoy en día, en un mundo de prisas y de ritmos acelerados (muchas veces sin razón), la filosofía que transmite Kinfolk en cada uno de sus artículos se plantea como algo necesario. Pero tenerla entre las manos y hojearla, con ese olor a libro nuevo, deja claro que no puede ser tan difícil encontrar unos minutos para bajar el ritmo y desacelerar. Es pura inspiración en forma de fotografías cuidadas hasta el más mínimo detalle, de ilustraciones que invitan a no dejar nunca los pinceles, de textos que te transportan y recetas que invitan a compartir.


Desde que este número llegó a mis manos, me han entrado unas ganas inmensas de seguir buscando esos momentos a diario y no sólo unos pocos días durante el verano. De intentar poner aún más atención en esos instantes que tantas veces se nos escapan, de no dejar nunca de apreciar los pequeños detalles en lo cotidiano. De buscar la ocasión para pasear por la playa un domingo por la mañana sin pensar en nada más o visitar alguno de los parques de la ciudad. De parar a tomar un té con limón bien calentito y con calma una tarde cualquiera este otoño. Hacer el "esfuerzo" de encontrar el tiempo, porque lo hay. Parar, en definitiva, más a menudo y para saborear todo aquello que tantas veces pasa inadvertido. 


2 comentarios:

  1. Todos necesitamos esos momentos, pequeños ratitos agradables, como leer un libro con tu manta preferida, tomar un té en el jardin mientras de da un poquito de sol, yo cada dia intento tener alguno y sienta genial!
    Me encanta esta revista, es genial.
    Besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  2. Y yo que me había perdido este bonito post!
    Yo también tengo este número y lo he disfrutado a lo largo del verano, que con las nubes que tuvimos, a veces era lo único que me traía rayos de sol!
    Un petonet, bonica*

    ResponderEliminar