12 sept. 2014

Tiempo de cambios


Este ha sido un verano realmente diferente a los anteriores. Empezó con una necesidad casi vital por desconectar, después de un final de curso de lo más intenso y de unas ganas fervientes de volver a tener tiempo para disfrutar pintando y creando cosas con estas dos manos que teclean. Y siguió con más giros inesperados de los que imaginaba. Estos últimos meses han sido, sin duda, un tiempo de cambios.

De nuevos destinos explorados, de cambiar antiguas costumbres, de preparativos para despedidas a las que aún cuesta hacerse a la idea, de mentalizarse de cara a la nueva etapa que llega con el tercer curso en la universidad (y las primeras prácticas de verdad). Y con todo, también ha habido tiempo para hacer pequeños cambios en el aspecto de este diario abierto al mundo que es el blog y en la tienda online. La misma que ha estado más abandonada de lo que me hubiese gustado durante los últimos meses.

Por suerte, estas vacaciones también han dado para muchas cosas buenas y después de cientos de pruebas y de horas robadas al verano, tan pronto como sea posible (durante el mes de octubre, con suerte) volverá a estar llena. De piezas hechas con mimo, con los mejores materiales posibles y pensadas hasta el último detalle para aportar "pequeñas dosis de felicidad" a quién las tenga en sus manos. Seguirá habiendo ilustraciones y nuevos modelos de colgantes hechos a mano de principio a fin, así como productos textiles cosidos y pintados a mano uno a uno y alguna que otra novedad más.


1 comentario:

  1. Te mando desde Bilbao toda la fuerza del mundo ante esos cambios que estás viviendo.
    Ánimo y no olvides que a veces la vida tiene esas cosas... te pone una curva en el camino y todo lo que precede en tu andadura desaparece de la vista aunque sigue en tu corazón.

    ResponderEliminar