30 jul. 2014

La bella Italia | Parte I

La semana pasada estuvimos en la "bella Italia". Ha sido un viaje agotador, de colas interminables, sol abrasador y alguna que otra lluvia repentina. Pero cuando la compañía es la mejor posible, es fácil quedarse con lo bueno. El domingo volamos bien pronto hacia Roma para pasar cuatro días disfrutando de la ciudad. Al quinto día cogimos un tren que nos llevó hasta Florencia, donde nos perdimos hasta el domingo siguiente (aunque esa es otra historia). Pasé los cuatro días tratando de captar la esencia del paso del tiempo e inspirándome con cada detalle, intentando ir más allá de las típicas fotografías turísticas. Hoy comparto algunos momentos capturados durante nuestras largas caminatas por Roma y alguna recomendación personal que pueda servir para futuras visitas a Italia. Así que sin más, ahí van:

 
Si algún día os dejáis caer por Roma, mi recomendación es que no os perdáis: el Coliseo (por supuesto), la Ciudad del Vaticano y los Museos Vaticanos, así como las vistas desde la cúpula de la Basílica de San Pedro, ¡sin palabras! El Ponte Sant'Angelo lleno de artistas callejeros y la tranquila zona del Trastevere fueron otros de mis favoritos. En general, la ciudad está llena de una decadencia encantadora: se puede sentir el paso del tiempo en cada rincón. Y si queréis comer bien sin gastar demasiado, donde os atiendan de 10 y hablen español, apuntad el ristorante "Forno a Legna" en la Via del Lavatore, 91.


2 comentarios:

  1. Unas fotos muy bonitas, seguro que te lo pasaste genial

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, son fotografías de andar por casa, aún hay mucho que aprender! Fue un viaje cansado y precioso a partes iguales :) Un beso fuerte!

      Eliminar